Pole dance despúes de los 40? ... ¡CLARO!


El Pole Dance, una forma de danza que combina movimientos acrobáticos y sensuales en una barra vertical, ha ganado una gran popularidad en los últimos años como una actividad física divertida y desafiante. Aunque a menudo se asocia con la juventud y figuras esbeltas, es importante destacar que el Pole Dance es una actividad inclusiva que puede ser disfrutada por mujeres de todas las edades. Conoce las razones por las que practicar Pole Dance después de los 40 siendo mujer, es una elección empoderadora y beneficiosa para el bienestar físico y emocional.

Practicar Pole Dance después de los 40 es una afirmación de que las mujeres pueden abrazar su sensualidad y fuerza a cualquier edad. Esta forma de danza permite a las mujeres conectarse con su propio cuerpo de una manera única, lo que puede llevar a un mayor autoconocimiento y desarrollo de seguridad, que trascenderá a otros ámbitos de su vida: laboral, familiar, de pareja, como amiga y como madre.

¿Por qué practicar POLE DANCE después de los 40?

🌟Un notable aumento de confianza
A medida que nos hacemos mayores, es normal sentir que la confianza atraviesa etapas donde aumenta y disminuye, generando una montaña rusa de emociones. El cuerpo no es el mismo, surgen muchas dudas, comparaciones, añoranza del pasado, la figura antes de los hijos, etc. Practicar Pole Dance puede ayudar a construir y fortalecer la confianza en una misma. Aprender nuevas habilidades y superar desafíos en la barra vertical puede proporcionar una sensación de logro y empoderamiento que se traduce en una mayor confianza en la vida cotidiana.

Aprenderás a revalorar tu cuerpo por todo lo que descubrirás que eres capaz de hacer.


La batalla más dura es la que luchas contigo misma y el pole dance te ayuda a reconciliarte con cada parte de ti.


🌟Mejora de la fuerza y la flexibilidad:
El Pole Dance es un ejercicio de cuerpo completo que trabaja los músculos de manera efectiva. Sin importar la edad, es esencial mantener la fuerza muscular y la flexibilidad para mantener la salud y prevenir lesiones. El Pole Dance ofrece una forma divertida y desafiante de lograrlo.


🌟Reducción del estrés
La danza, en general, es conocida por su capacidad para reducir el estrés y aumentar la liberación de endorfinas, lo que mejora el estado de ánimo. Practicar Pole Dance permite desconectar de las tensiones diarias y sumergirse en una forma de expresión artística que es tanto física como emocional.


🌟Comunidad de apoyo:
El mundo del Pole Dance es conocido por ser inclusivo y solidario. Al unirse a una clase o comunidad de Pole Dance, las mujeres pueden conectarse con otras  que comparten intereses similares y se alientan mutuamente en su viaje de empoderamiento y bienestar. Descubrirás que no estás sola y que existen muchas personas con tus temores y miedos, pero con distintas maneras de afrontarlo. Sin duda, aprenderás mucho y darás paso a una nueva y mejor versión de ti.



🌟Celebración de la feminidad

El Pole Dance celebra la feminidad en todas sus formas. A través de movimientos gráciles y expresivos, las mujeres pueden abrazar y celebrar su feminidad de una manera que les haga sentirse poderosas y hermosas, independientemente de su edad.

 


🌟Practicar Pole Dance después de los 40 desafía los estereotipos y las expectativas sociales sobre la edad y la actividad física. Es una demostración de que las mujeres pueden seguir explorando nuevas pasiones y desafiando los límites a cualquier edad.


En resumen, practicar Pole Dance después de los 40 siendo mujer es una forma empoderadora y real de mantener la vitalidad, la confianza y la conexión con una comunidad sólida de apoyo. Esta actividad física y artística ofrece una oportunidad única para celebrar la feminidad, mejorar la salud física y emocional, y desafiar los estereotipos que a menudo rodean a las mujeres.

 

Si estás considerando probar el Pole Dance, ¡no te limites!  Tu momento es ahora y estás aquí para ser feliz.

¡Te esperamos!